TOUR DE FRANCE 1954 FEDERICO BAHAMONTES

Bahamontes y la vainilla

31 marzo, 2014

Muchos de vosotros habréis escuchado esta anécdota, pero cada vez que la recuerdo consigue arrancarme una sonrisa. Para los que no conozcáis al Águila de Toledo os pondré un poco en situación. Federico Bahamontes fue el primer español en ganar el Tour de Francia en 1959, no salía como favorito pero su capacidad innata como escalador le dio la victoria después de una escapada en los Pirineos. Acabó por enfundarse el maillot amarillo con cuatro minutos de ventaja sobre su perseguidor y es conocido como el mejor escalador del Tour de Francia de toda la historia.

196Bahamontes

Bahamontes debutó en la prueba francesa de 1954, en esa ocasión con una maletilla y sin saber nada del idioma, cruzó la frontera y regresó con el Premio de la Montaña de aquella edición (premio que conseguiría en todas las pruebas en las que compitió posteriormente). Nuestra historia se centra en el Tour de 1956, Fede (como le gusta que le llamen) ya era un corredor consagrado y temido en las alturas transpirenaicas. Durante la subida al Col de la Romeyère, en los Alpes, a 1.074 metros de altitud el coche de apoyo de uno de sus compañeros empezó a lanzar piedrecitas a las ruedas de nuestro protagonista cuando pasaba por su lado, aun con varios radios rotos Bahomontes siguió la ascensión sin dificultad y coronó en solitario la cumbre ¡con más de catorce minutos de ventaja! Una vez arriba y observando el lamentable estado de las ruedas pensó que lo mejor era esperara al coche del equipo para arreglarlas y comenzar el descenso con seguridad. La temperatura del momento no debía de acompañar y nuestro águila, que se estaba desplumando del calor, ni arto ni perezoso se acercó a un carrito de helados y utilizando el internacional lenguaje de gestos pidió un helado con dos bolas de vainilla.

bahahomo3

La muchedumbre que se agolpaba en la cima del puerto no daba crédito a lo que veía. Ellos, al igual que la prensa francesa al día siguiente, tildaron a Bahamontes de prepotente, soberbio y orgulloso. La anécdota llenó muchas páginas en los medios internacionales. El toledano, por supuesto, no podía defenderse de las acusaciones, si bien es cierto que la verdadera razón acabó por conocerse. Ese año no ganaría el Tour, pero se estaba gestando una de las mayores leyendas del ciclismo mundial.

bahamontes

Hablando del helado está demostrado que fortalece la masa ósea y ayuda a controlar la tensión arterial. También son una fuente importante de vitamina B, calcio y proteínas. Me rio del clenbuterol y demás dopajes, el helado está más rico, es más sano y no salta en ningún control.

 

 

Te gustarán:

Cuando el Che no era el Che
La bicicleta siempre estuvo ahí, El Rastro, Madrid
Carrera de bicicletas hacia la República